Ahorrar en el consumo de agua es algo obvio, sin embargo parece que en nuestro día a día no lo tenemos en cuenta. Te queremos dar algunas pistas e ideas de cómo puedes reutilizar el agua en casa. Más allá de un ahorro para tu bolsillo, no desperdiciar el agua es un beneficio inmediato para el medio ambiente, preservando los ecosistemas acuáticos de la zona. Además, le enseñas a tus hijos de una manera práctica y directa la importancia de este bien escaso.

Datos sobre el gasto del agua que quizás desconocías

Casi todos sabemos que en la ducha se gasta menos agua que en la bañera, ¿pero cuanto más? La estimación es que una ducha sale a entre 35 y 70 litros y un baño 200 litros. Seguimos en el baño, cada vez que tiras de la cadena se van otros 10 litros de agua si vacía completamente y 4 litros si lo hace en modo corto. Si mantienes el grifo abierto durante el tiempo que te lavas los dientes habría que sumarle otros 7 u 8 litros.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Ahora pensemos en la cocina, un lavavajillas en un programa corto consume entre 6 y 10 litros de agua, si se trata de un lavado fuerte puede llegar a los 50 litros. Pero, y ¡ojo! si haces cuentas anuales el lavavajillas gasta menos agua y garantiza una óptima acción desinfectante gracias a las temperaturas que alcanza. Hacer la colada son alrededor de 42 a 60 litros de agua, según el modelo de lavadora.

Y una cifra que te sorprenderá: si un grifo pierde 10 gotas de agua por minuto, al año estarás desperdiciando de 2.000 litros.

Trucos para reutilizar y ahorrar agua

En mi casa siempre teníamos lo que mi madre llama “el cubo de la ducha” es ese cubo, de la fregona por ejemplo, que se va llenando mientras esperas que llegue el agua caliente. Luego puedes reutilizarlo para fregar el suelo, el water o para regar.

Si usas acondicionador para el pelo, los hay en seco. Su coste es similar al que precisa aclarado, y también los encontrarás sostenibles, amigables con el medioambiente.

Ya es un clásico poner una botella de agua llena dentro de la cisterna. Con este método ahorrarás entre dos y cuatro litros de agua cada vez que tires de la cisterna. Y recuerda tirar sólo cuando hace falta.

La fruta y la verdura lávala en un balde, en vez de debajo del grifo. Además ese agua es muy beneficiosa para las plantas.

Para regar las plantas, es recomendable hacerlo por la mañana muy pronto o por la noche, y puedes utilizar agua de cocción a la que no le hayas puesto ni aceite ni sal. Decora con plantas autóctonas, como crasas o cactus, que  estarán más acostumbrada al clima. Así estarás ayudando a mantener el ecosistema local.

Los programas cortos de la lavadora son muy útiles. Para la ropa de diario con 30 minutos hay más que suficiente. Si haces una colada solo de toallas con 15 minutos hay de sobra. Por último queremos animarte a usar detergentes y cosmética ecológica, sin químicos, será un beneficio para tu piel y para el medioambiente.