Se acerca el día de los enamorados, el día de Valentín, el atrevido sacerdote que casaba en secreto a los jóvenes desafiando así  al emperador del Imperio Romano ya que este había prohibido la celebración del matrimonio. Siglos y siglos de historia han convertido al santo San Valentín en tradición y el 14 de febrero – fecha de su muerte-, en el día más romántico del año. 

Una celebración tradicional de los países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. En ese día las parejas y los futuros emparejados aprovechan para demostrar su amor con regalos o algún tipo de celebración. Fue precisamente a partir del siglo XX, con la revolución industrial, que aumentó la producción de tarjetas de felicitaciones, uno de los regalos más frecuentes del día de San Valentín. 

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Las tarjetas con corazones, los ramos de rosas o las cajas de bombones son los regalos tradicionales que año tras año se repiten en San Valentín. Pero ¿no hay nada más romántico que el amor ecológico que puedas dar? Te proponemos regalar productos ecológicos en San Valentín para demostrar a tu pareja que te interesas por la persona que amas y también por el planeta que os rodea.

  •  Empieza el día de los enamorados regalando salud con un healthy desayuno. No hay nada mejor que un desayuno ecológico para demostrar amor, sobre todo el eterno placer de que toquen a tu puerta para hacerte esta entrega a domicilio. Existen muchos comercios locales que se dedican a prestar este servicio, incluyendo en sus cestas desayuno mediterráneo con productos bio, hasta un delicioso brunch para disfrutar a media mañana. Otra opción pasa por configura tu desayuno ecológico a medida en los comercios cercanos a tu barrio.
  •  No existe San Valentín sin chocolate, aquí entran en juego los bombones orgánicos o artesanales ya que un buen chocolate solo es posible con una buena materia prima.
  • Regala flores de temporada. Las flores son 100% natural,  sin embargo, al traer flores de otras partes del mundo rompemos con nuestro compromiso medioambiental, por esta razón se recomienda optar por flores de temporada y que sean locales. Evita también el celofán que las envuelve, ya que este no se recicla. Otra opción es regalar flores silvestres, pero atendiendo con el mayor respeto que se pueda al hábitat natural de la flor. 
  • Una experiencia 100% sostenible. No hay nada más bonito que compartir momentos, para eso podemos valernos de hoteles sostenibles en entornos rurales o regalar a nuestras parejas una clase de yoga en la playa o en la montaña, para conectar con el medio ambiente.

Para los más originales que estén dispuestos a dar rienda suelta a la imaginación para idear el regalo perfecto, lo fundamental es pensar en aquellos productos que sean respetuosos tanto con la persona como con la naturaleza, así como su producción. Si responde a estas premisas seguro que la enamorada naturaleza también cae rendida este 14 de febrero.

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.