De un tiempo para acá es común que, junto a los antibióticos te receten probióticos. Estas son las bacterias que enriquecen nuestra propia microflora intestinal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los probióticos promueven beneficios en la salud del organismo huésped.

Por si no lo sabías en nuestro aparato digestivo habitan o deberían habitar por lo menos unas 400 especies de bacterias, unas son patógenas y otras beneficiosas. Con la tecnología aplicada a la industria alimentaria y la asepsia algunas de estas bacterias se han perdido, lo que provoca que nuestras defensas naturales se vean mermadas, y necesitamos ayudar a que de nuevo florezca. Además, nuestra forma de vida, que debería ser más tranquila y sin tanto estrés, no ayuda a que los probióticos afloren en nuestros intestinos y por ello, a veces es necesario utilizarlos como complementos de la dieta.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Beneficios de estos microorganismos

Siguiendo al naturópata Jose Luis Rodero, en su blog nos señala que los probióticos se pueden tomar de manera natural, aumentando el consumo de alimentos que ya los tienen, como el yogur o el kéfir. O bien hacerlo a través de suplementos que puedes adquirir en farmacias, herbolarios y tiendas de nutrición.

Los beneficios directos de estas bacterias buenas son:

  • Mejoran las digestiones.
  • Provoca una mayor absorción de nutrientes, en especial calcio y vitamina B.
  • Regula el tránsito intestinal, tanto en el caso de estreñimiento como diarreas.
  • Ayudan a combatir y prevenir enfermedades intestinales como colitis.
  • Mejoran los síntomas del colon irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal;
  • Combate enfermedades como cáncer, candidiasis, e infecciones urinarias.
  • Fortalecer el sistema inmunológico, porque aumentan las células de defensa macrófagas.
  • Previene alergias e intolerancias alimentarias.

La flora intestinal se empieza a formar antes del nacimiento, y es especialmente fuerte y variada si el bebé es amamantado en exclusividad durante el primer año de vida.

Suplementos probióticos

Como decíamos, según el naturópata Jose Luis Rodero, además de directamente a través de alimentos los probióticos puedes consumirlos en forma de cápsulas, líquidos o sobres, que se disuelven en agua o zumos naturales. Los suplementos incluyen de 1 a 10 tipos diferentes de probióticos, y se considera que cuanto mayor es la diversidad de probióticos, y el número de bacterias dentro de cada comprimido, mejor será el suplemento, pues facilitará un desarrollo más rápido y equilibrado de nuestra flora intestinal.

Lo ideal es consumir los suplementos antes o después de una comida, para que los alimentos ayuden a las bacterias a sobrevivir al ácido gástrico y así llegar al intestino.

Aparte de cumplir con los estándares de calidad, los suplementos probióticos tienen que asegurar que los microorganismos pasen por los procesos de manufactura sin resultar afectados.

Estos productos los puedes encontrar en el Herbolario Tara Salud de Las Palmas de Gran Canaria que están comprometidos con la salud y la alimentación ecológica.

Dos de los procesos a los que los probióticos se someten son el liofilizado o secado con calor. Los probióticos secados con calor deben conservarse en refrigeración, mientras que los liofilizados se prestan a una mejor conservación y estabilidad, y pueden mantenerse fuera de la nevera.

Te recordamos que estos detalles y otros están en el etiquetado del producto, así que fíjate en ellos, y ante cualquier duda consulta con tu tienda de confianza.

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.