Es posible reducir nuestro impacto en el medio ambiente si retomamos hábitos y conductas que nos ayuden a hacer nuestros quehaceres cotidianos de una manera más natural. 

Si consultas a los mayores de tu familia, te parecerá una locura imaginar una época donde la lavadora o la secadora no existían, pero déjame decirte que los modelos más actuales datan de 1950. Se inventaron cuando las largas jornadas de trabajo y la incorporación de la mujeres al ámbito laboral dejaron poco tiempo para los quehaceres domésticos.

En la actualidad y debido a la prisa con la que siempre vamos, cuesta creer que es posible prescindir de estos artefactos. ¿Pero sabías que hacer la colada utiliza entre 42 y 60 litros de agua? Sin contar que el detergente se filtra por el desagüe contaminando las napas.

Creemos que es necesario un vínculo más sano y sustentable con todo lo que tenemos, de recuperar hábitos perdidos, vinculados al cuidado y la revalorización de nuestras pertenencias, buscando alargar su ciclo de vida y el logro de un estilo de vida más consciente y “slow”.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Te daremos los consejos que te darían tus abuelos y que harán la vida útil de tu ropa y el planeta más larga:

  1. Es importante identificar el tipo de tela ya que no todas tienen las mismas necesidades.
  2. Lee las etiquetas para obtener mayor información sobre el lavado que merece dicha prenda.
  3. Reduce la frecuencia de lavados. Hacer la colada desperdicia mucha agua y la ropa puede usarse más de una puesta.
  4. Lava a mano. Las ropa interior, las camisetas o calcetines pueden lavarse en el fregadero. Esto te ayudará a cuidar mejor de estas prendas ya que el lavado a mano es menos agresivo.
  5. Utiliza detergentes biodegradables. Los detergentes convencionales pueden contener ingredientes nocivos para los ecosistemas y la vida marina. Busca o elabora opciones más ecológicas. Puedes reemplazar los suavizantes por una taza de vinagre blanco durante el ciclo de enjuague. O puedes hacerlos tu mismo. 
  6. Lava con agua fría y en ciclos de corta duración. EL 90% de la energía usada para lavar la ropa se destina a calentar el agua. 
  7. Aprovecha el sol. Colgar la ropa al aire libre es un método con cero impacto ambiental.

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.