El Mindfulness o también conocida como atención plena por el modo en el que manejamos nuestro foco atencional consiste en vivir el presente, el aquí y ahora. Así se podría sintetizar el significado de este concepto de apogeo reciente.

Solemos decir que tenemos una mente de mono, que va saltando de un pensamiento a otro durante todo el día y es que actualmente tenemos tantísimas cosas en la cabeza que resulta impensable precisamente eso, no pensar  en todo a la vez. Con el Mindfulness sin embargo se pretende ejercitar la atención como si fuera un músculo. Por norma general las ideas se suceden y nos trasladan en el espacio y en el tiempo por eso cuando se es consciente a que dirigir la atención al ahora. 

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

El Mindfulness puede considerarse una filosofía de vida que incluye la práctica de la meditación y no están vinculadas a una religión o una filosofía de vida determinadas. Por lo tanto, la práctica del Mindfulness está desvinculada de creencias religiosas. Aunque al igual que esta su origen es milenario, se trata de ideas y prácticas tomadas de los textos budistas que han pasado a formar parte de la cultura de masas de Occidente. Se dice que es el corazón de la meditación budista y lo que no es tan milenario es la palabra ya que el término se acuñó en Boston.

En los últimos treinta años la ciencia ha demostrado que esta práctica nos cambia el cerebro de forma significativa y positiva, afirmando algunos que en ocho semanas se reduce la actividad de la amígdala que es donde reside el estrés, la ira y el miedo. Además esto está directamente relacionado con beneficios físicos ya que se disminuye la presión arterial y mejora el sistema inmunológico. Se ha relacionado también con esta práctica la empatía, la toma de decisiones y, por consiguiente, una mejor estabilidad emocional

Una investigación publicada en la revista Journal of Internal Medicine reveló que practicar media hora de Mindfulness diaria alivia los síntomas de trastornos como la depresión o la ansiedad. Lo recomendable son treinta minutos al día aunque lo ideal es comenzar con sesiones más cortas.

Jon Kabat-Zinn (Nueva York, 1944), fundador del programa de reducción de estrés basado en esta técnica (MBSR), llevó a cabo un programa en 1982 (Rebap) para disminuir la ansiedad basado en la atención plena demostrando sus efectos positivos en pacientes con dolor crónico y estrés. Jon Kabat es considerado por esto el padre de este tipo de meditación. 

Por otro lado están aquellos que apuntan al Mindfulness como una práctica con pocas garantías de éxito, pues hay pocas evidencias científicas de los beneficios que hemos señalado. Un estado de la cuestión publicado en la revista Perspectives of Psychological Science muestra que es más el bombo que se ha dado que las pruebas. La revista Nature ha publicado también un estudio científico acerca de «los efectos de la meditación» llegando a las mismas conclusiones de que no hay evidencias de que sirva para nada. 

Resultados positivos o no el Mindfulness se ha consolidado como una de las  práctica de meditación más populares. Para hacernos una idea solo basta con poner la palabra en el buscador de Google donde aparecen 132.000.000 resultados.

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.