Al hablar del juego como una estrategia de aprendizaje pretendemos cubrir algo más que los juegos de mesa o los vídeo juegos. 

El juego es una actitud existencial, una manera de encarar la vida que se puede aplicar a todas las disciplinas y en todas las etapas de la vida. Convierte la vida en un objeto de disfrute, más allá de las circunstancias que nos toque vivir. 

En este momento, recuerdo La vida es bella, esa extraordinaria película de Roberto Benigni. Esta historia, basada en una real, nos mostró la gran imaginación de un padre por mantener la alegría del juego en su hijo, en medio del horror.

Por medio del juego se desarrolla la imaginación, despierta alegría…sorpresa, activa la percepción y la sensibilidad, saca a relucir el temperamento y modela el carácter. 

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Jugar, tanto para niños, jóvenes o adultos es una fuente de placer y satisfacción que permite el crecimiento armónico de la inteligencia, la creatividad, el sentido del humor, la afectividad y la socialidad. Y por encima de todo, pone a prueba los valores de cada uno.

Algunos juegos de mesa, son una buena oportunidad para integrar a la familia en todas sus edades. Sentar alrededor de una mesa a padres, hijos y abuelos ¡es una terapia de grupo! 

Presenta desafíos tan interesantes como:

  • saber esperar un turno, con lo que se desarrolla la paciencia
  • alegrarse por el éxito del otro, enseñando a aceptar el fracaso
  • la risa grupal, el mejor remedio para la salud
  • aprender de los más pequeños, un acto de inteligencia emocional
  • enseñar con el silencio, una práctica de la que también se aprende 
  • recibir aprobación y reconocimiento y aprender a darlo
  • controlar al loco que todos llevamos dentro…

Además, jugar en familia es una buena manera de conocerse, armonizar emociones, expresar sentimientos y ¡divertirse!

Sin duda, el juego es síntoma de salud y la alegría que produce se puede identificar a todas las edades. No por nada se lo utiliza para descontracturar “workaholics executives, en los talleres para empresarios, y en las residencias para personas mayores, como parte de su rutina diaria.

El juego, una estrategia de aprendizaje para niños

Que los niños aprenden jugando no es ninguna novedad. La curiosidad innata les lleva a tocarlo todo y experimentar hasta con la comida. 

Cada día son más los pediatras que estimulan a los papás a dejar que los niños experimenten los nuevos alimentos como hacen con los juguetes. ¿Acaso no se llevan todo a la boca?

Los niños emplean el juego de manera innata y es la forma que tienen de descubrir el mundo que los rodea. A medida que van creciendo, también les servirá para conocer sus propios gustos y aprender a poner límites al entorno. 

Desde el juego, desarrollan la socialización y aprenden valores como la generosidad, la solidaridad, a compartir o a trabajar en grupo

Por eso el juego es reconocido como uno de los derechos de la niñez por la Convención sobre los Derechos del Niño.

Beneficios del juego para todas las edades

El juego puede usarse como estrategia de aprendizaje para todas las edades y condición física, psíquica o mental. 

A través del juego se logra: 

  • desarrollar la creatividad
  • crear nuevas sinapsis neuronales
  • reducir el estrés
  • aprender nuevas disciplinas
  • aumentar la longevidad
  • inyectar alegría a la vida
  • reducir los estados de conflicto
  • elevar la autoestima

Es una actividad natural y espontánea y actúa como elemento de equilibrio a cualquier edad. Es esencial para el desarrollo armónico de la personalidad, una estrategia de aprendizaje y una socialización saludable, en todas las etapas de la vida. 

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles