El CrossFit gana cada vez más adeptos y es que se ha convertido en un deporte de moda elegido por muchos como la alternativa perfecta para la monotonía de los típicos gimnasios. España es el séptimo país del mundo donde esta técnica tiene más aceptación, encontrando en la mayoría de los barrios españoles algún gimnasio dedicado a esta actividad. A nuestro país llegó en 2010, quince años después de su creación en 1995 en Estados Unidos por el estadounidense Greg Glassman quien registró la marca CrossFit. Tanta ha sido la acogida en todo el mundo que, según datos de la compañía, en 2019 había 15.000 centros afiliados en 150 países.

El CrossFit,  lejos de ser un deporte rutinario, combina una serie de ejercicios que, según los expertos se encarga de entrenar la fuerza y el acondicionamiento físico, mediante el incremento de las capacidades físicas que tenemos (resistencia cardiovascular, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia y velocidad). Su práctica aporta grandes beneficios para la salud por eso se enmarca en la concepción que tenemos de estilo de vida fitness, pero se deben seguir unas directrices para que esos beneficios no jueguen en nuestra contra. Este entrenamiento, propio de militares o policías, se ha adaptado para el ciudadano de a pie fomentando también el sentimiento de equipo y comunidad como parte imprescindible de la disciplina. Además, al poderse trabajar en diferentes niveles de intensidad, el crossfit puede ser practicado por gente muy diversa, desde un atleta a una persona mayor aunque el mismo creador advierte que no todo el mundo puede practicarlo.

Uno de los principales motivos que atrae a los deportistas hacia este tipo de entrenamiento es la pronta aparición de resultados; las mejoras físicas son visibles en poco tiempo siempre y cuando se utilice una buena técnica, esta sea progresiva y con supervisión. Algunos de los beneficios que proporciona el CrossFit se recogen en EFE Salud:

– Ayuda a perder peso y eliminar la grasa debido a la alta intensidad a la que se realizan los ejercicios. Además los resultados son evidentes a los pocos meses.

– Ayuda a fortalecer todos los grupos musculares del cuerpo. 

– Favorece la resistencia. También la resistencia pulmonar.

Sin embargo, son muchos los estudios que se postulan como detractores del CrossFit y que recoge muy bien el amante del deporte y de los datos, Sergi Marzo: 

– Un estudio realizado por Yuri Feito, profesor de ciencias del deporte de la Universidad de Kennesaw State, en el estado de Georgia, y practicante del CrossFit, determinó que, de 737 practicantes, al menos el 51% había experimentado una lesión debido a lesiones musculares, fracturas, especialmente de falanges y esguinces de tobillo.

– Según Héctor Kunik, presidente de la Asociación Metropolitana del Deporte en Argentina: <<Hay que tener mucho cuidado con la intensidad, que puede causar muerte súbita en caso de que el atleta sea proclive>>. 

– Según Vern Gambetta, que es considerado como el fundador del entrenamiento funcional junto a Michael Boyle, <<el CrossFit transgrede todos los principios del entrenamiento>>. 

A pesar de los inconvenientes que pueda acarrear una práctica deportiva con características tan extremas, el CrossFit no aminora su paso en España. Según el último recuento hay  aproximadamente 474 boxes de CrossFit en nuestro país, todos ellos registrados en la marca.