Cerca de 9,5 millones de niños y jóvenes en España están sin clases debido al brote de Coronavirus y durante la obligada estadía en casa, el ocio delante de pantallas (móviles, ordenadores, televisores, consolas), encabezan la lista entretenimientos. Esto puede representar un verdadero desafío para aquellos padres que carecen de  las herramientas adecuadas para enseñar a sus hijos a usarlas de manera responsable.

El desconocimiento de los padres hacia el mundo del entretenimiento virtual, como los videojuegos, es lógico y a esto se suman otras formas de de ocio como el cine o las series, cuyo objetivo debe centrarse en disfrutar de la experiencia y pasar un buen rato.  Los padres deben educar en este sentido a sus hijos para convertir el juego en un proceso de enseñanza y aprendizaje.  

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

El uso intensivo de las pantallas está relacionado con patologías como el ojo seco, mientras que el trabajo excesivo de la visión de cerca causa aumento en la prevalencia de la miopía. Pero lejos de prohibirlas, hay que apostar a poner en práctica pautas de buen uso como herramientas para que estos pasatiempos durante la cuarentena no sean otra cosa que buenos aliados:

Comunicación: La comunicación es la mejor herramienta porque hace las cosas más sencillas a la hora de negociar de forma conjunta el uso que se hace de las pantallas. Un diálogo fluido ayuda a prevenir muchos conflictos. Además de establecer y fortalecer lazos basados en la confianza esto permite entender tanto el comportamiento del niño.

Formar parte del juego: Es recomendable sentarse junto a ellos para compartir una sesión, ya que permite despejar miedos que en ocasiones son fruto de la falta de conocimiento y es una oportunidad para demostrarles que se interesan por los juegos que tanto les gustan. 

Establecer límites de tiempo: Para evitar problemas de desequilibrios debemos gestionar bien el tiempo de las actividades que realizan nuestros hijos. Es importante que sepan controlarse, no sólo en el uso de pantallas, sino en cualquier aspecto de la vida.

Alternativas a la pantalla

Aprender que existen otras actividades placenteras es importante. Por otro lado, según estudios de la Universidad de Harvard las pantallas que emiten luz azul producen una sobreexcitación del cerebro que dificulta el sueño. Por eso lo recomendable es que la actividad frente a pantallas cese mínimo una hora antes de dormir (de ser posible dos horas). 

A su vez, es importante regular el brillo de los dispositivos. Los dispositivos electrónicos vienen de serie con el nivel máximo de brillo establecido, algo totalmente nocivo para la vista. Algunos dan la opción de activar un modo con tonos más cálidos, visión nocturna y poner activo el bloqueo de luz azul.Como padres es fundamental ofrecer a nuestros hijos otras opciones para el entretenimiento y nosotros también debemos ser ejemplo de ello. Si nos la pasamos con el móvil o el ordenador, los niños copiaran ese comportamiento y lo incorporarán como un hábito. Leer, hacer actividad física, manualidades, tareas del hogar, tocar un instrumento, son alternativas que los niños deben incorporar en su día a día.

🏪 En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles. 💚

BeLocal Life, el ecosistema del cambio 🌎