Ha llegado el momento que todos estaban esperando: comienza la desescalada después de un mes y medio de confinamiento. Esto significa que por fin podemos abandonar la vida sedentaria y realizar paseos andando o correr dentro de los parámetros delimitados en cada fase.

Pero ¿cómo incorporamos la práctica de andar de una forma productiva?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que después de tanto tiempo de inactividad se aconseja una vuelta al ruedo progresiva para absorber con eficiencia los beneficios que tiene para la salud. Huesos más resistentes, control del peso, fortalecimiento del corazón, prevención de casi todas las enfermedades crónicas y reducción de hasta un 40% en el riesgo de sufrir enfermedades neurológicas son algunos de los beneficios que aporta caminar todos los días.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Lo segundo que se debe considerar son los aspectos técnicos que pueden ayudarnos a sacar mejor partido a nuestra caminata:

  1. Planificar el recorrido el día anterior. Caminar a la deriva es una actividad que ejercita el pensamiento, pero en estos momentos donde existe una serie de restricciones lo más aconsejable es idear una ruta exigente y adaptada a nuestro nivel.  También ten en cuenta aquellas rutas que te hagan rodearte de ‘verde’ pues la naturaleza puede ser extremadamente terapéutica. Haz primero tu recorrido virtual y fija una meta real que alcanzar. Además existen algunos recursos didácticos que pueden ayudarnos como estos seis paseos literarios de camino a la normalidad.
  2. Prepara un outfit cómodo y un calzado adecuado. Recuerda que nuestros pies llevan tiempo sin sentir los desniveles del asfaltado.
  3. Libérate del teléfono móvil o benefíciate de sus utilidades. Ahora que podemos desprendernos de las pantallas es momento para dejar el Smartphone en casa o de utilizarlo de forma eficiente. Aprovecha para incorporar la aplicación integrada que nos cuenta los pasos que hacemos, la distancia que recorremos o las calorías que quemamos, de esta forma será más fácil registrar los objetivos diarios e ir superándonos poco a poco. Otra ventaja que cultiva la mente y que nos ayuda a no estar solos con nuestros propios pensamientos es descargar algún podcast o audiolibro.
  4. Deja tiempo para la contemplación, para percibir los detalles y mostrar atención hacia aquello que nos rodea. Sea cual sea tu barrio seguro que encierra alguna belleza o misterio en el que no habías reparado hasta esta acotación de perímetro.

Es más que conocido los innumerables beneficios que aporta el ejercicio físico al cuerpo y la mente, pero ya que nos ponemos hagámoslo bien.  Además esta práctica  constituye toda una medicina que mejora la salud de las personas, pero como cualquier medicina que se preste, la dosis consumida debe corresponder a la condición física de cada uno, así que… ¡Cómete el mundo, pero hazlo poco a poco!

🏪 En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles. 💚

BeLocal Life, el ecosistema del cambio 🌎