Hacer de tu hogar un espacio sostenible beneficia al planeta, protegiendo el futuro del medioambiente. Pero también resulta más económico y beneficia la calidad de tu vida. 

Algunos cambios resultan sencillos y baratos de implementar. Otros quizás requieran de una inversión pero, a la larga, reportan buenos beneficios.

Si buscas un hogar sostenible y generar menos gastos, recuerda que economizar recursos, reciclar y reusar son valores que siempre deben estar vigentes. 

Normas básicas para hacer de tu hogar un espacio sostenible

1 – Compra solo lo que necesites

Evitarás acumular lo innecesario, generar basura y utilizarás mejor tu dinero.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

2 – Usa bolsas de tela o recicladas para tus compras

Lleva tus propias bolsas. No tendrás que pagarlas y ayudarás a disminuir el uso de bolsas de plástico o de papel. Ambos materiales utilizan recursos del planeta que terminan generando basura y ensuciando el agua. 

3 – Guarda los alimentos en envases de vidrio

Los envases de vidrio son más limpios y conservan mejor los alimentos. Los de plástico se manchan, huelen mal y no siempre pueden ser reciclados. 

4 – Usa los vegetales que desechas para crear compost

Si tienes un espacio donde hacer una pequeña huerta, aprovecha los restos de vegetales crudos, la piel de las frutas, cáscara de huevo y restos de café o té para crear compost. Recuerda que lo que ha surgido de la tierra puede volver a la tierra, como abono natural.

5 – Compra producción local

La producción local es más conveniente para el medioambiente. En principio, porque cuenta con los nutrientes que necesitas. Las culturas nativas enseñan que cada suelo está preparado para nutrir correctamente a los habitantes del lugar. 

Cuando se consumen alimentos de otros países o regiones, el cuerpo luego precisa de suplementos nutricionales para completarse. 

Por otro lado, al consumir la producción local se beneficia el crecimiento de la región a la vez que se ahorra combustible derivado del transporte de las mercancías.

Y si cuentas con espacio, puedes sembrar lo que consumas más frecuentemente y algunas especies con las que condimentar tus comidas.  

6 – Compra productos orgánicos

Los productos orgánicos están cultivados de manera más consciente, sin el agregado de pesticidas ni fertilizantes químicos. De esta manera, colaboras con el cuidado del aire que respiras y le das a tu cuerpo lo que necesita.

7 – Desecha la basura a consciencia

Separa la basura por categorías y échala en los contenedores correspondientes. Si tú no tienes espacio para crear compost natural, los organismos encargados de su recolección lo harán. 

El papel, cartón, plástico, madera o metal, son elementos que se pueden reutilizar pasando por el proceso adecuado de reciclaje. Si colaboras con este proceso, no será necesario, por ejemplo, que se corten más árboles para fabricar papel. 

Los plásticos reciclados se utilizan en industrias tan variadas como la automotriz, la de la construcción, la moda y muchas más. Lo mismo con el reciclado de metales.

Y recuerda que hay productos, como las pilas y baterías y los electrónicos que deben desecharse en los Puntos Limpios de tu zona.

8 – Ahorra energía

Un hogar con energía sostenible requiere tomar atención sobre algunos puntos que, muchas veces por distracción o desidia, afectan el consumo de energía. 

Los cargadores de los teléfonos, por ejemplo, siguen consumiendo mientras estén enchufados, aún cuando no tengan el móvil conectado. Incluso pueden calentarse y dejar de funcionar. 

Observa que no queden luces encendidas en las habitaciones que no están en uso o cuando la iluminación natural es suficiente.

9 – Reemplaza los electrodomésticos muy viejos

Esto requiere de una planificación ya que hay que hacer una inversión algo elevada, pero resulta rentable con el paso del tiempo. 

La mayoría de los electrodomésticos nuevos están fabricados con materiales que consumen menos energía.

Prueba con empezar con algo tan sencillo como cambiar las bombillas tradicionales por unas de tipo LED que duran más tiempo y gastan menos energía.
Consulta en tu comercio local sobre la conveniencia de colocar luces cálidas o frías según cada ambiente.

En BeloLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida, apoyando el negocio local, que promueve la sostenibilidad a través de sus productos y servicios.