Si eres el típico que va a todos días a la oficina con el táper lleno de los restos de la cena de anoche, este artículo es para tí. Te damos las claves para que tu táper sea tu aliado para una dieta balanceada.

¿Cuántos de vosotros tenéis una rutina que no os permite comer en casa? En ocasiones vamos tan ajetreados que nos vemos obligados a realizar comidas en restaurantes o recurrir a platos preparados.

Cuando pasamos muchas horas fuera de casa puede ser difícil llevar una dieta balanceada. Ni hablar de la hora del almuerzo en la oficina. Lo clásico es cocinar más cantidad de comida por la noche y meterlo en un táper. Un acto que vuelve a la comida aburrida y rutinaria, además de recalentada. 

Pero no tiene por qué ser así. Una buena opción es planificarse las comidas y llevarse el táper hecho en casa, pero ¿cómo debe ser un táper realfooder? Aquí unos consejos que te serán muy útiles en tu día a día.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Divide tu táper en 4 partes:

  1. FUENTE DE CARBOHIDRATOS: arroz, pasta, boniato, patata, legumbres, pan (priorizar las versiones integrales).
  2. FUENTE DE VERDURAS Y HORTALIZAS: ensalada variada, verduras al horno, verduras en conserva, salteado de verduras.
  3. FUENTE DE PROTEÍNAS: pescado, huevo, carne, legumbres, tofu, tempeh, seitán, queso.
  4. FUENTE DE GRASAS SALUDABLES: aceite de oliva virgen extra (AOVE), aguacate, frutos secos y semillas, mantequilla de cacahuete, pescado azul, huevos (yema).

Como recomienda el nutricionista Carlos Ríos, Dividiendo tu táper en estas cuatro secciones, lograrás un táper REAL para llevar que te ayudará a combatir la rutina siguiendo el estilo de vida realfooding!

¿Ideas para el postre? Chequea esta nota.